jueves, 22 de octubre de 2009

Quintana, la ribera del Arlanza

Quintana, la ribera del Arlanza una vez comenzando el otoño, uno de esos lugares con encanto que anuncian por ahí, bien poco conocido en este caso (y que a mi me aporta sosiego y tranquilidad). Suelo pasear por allí con frecuencia, normalmente por la mañana, y apenas me encuentro con nadie. Disfruto descubriendo los esquivos ánades reales (el típico pato azulón de toda la vida), y la pareja de garzas con las que juego al escondite. Los colores del otoño son los más hermosos del año, esa impactante combinación de verdes, ocres y amarillos.

6 comentarios:

Espigüete dijo...

Gracias JGBarber, una imagen fantástica de un lugar entrañable para los que nos sentimos parte de él. Casi siento que lo anuncien por ahí... pero todo el mundo tiene que disfrutar de las cosas bonitas.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que rincon mas bonito, parece muy tranquilo.

Besos

frajam dijo...

¡Que bonitas están ahora las orillas de los ríos! y que bien has captado esos colores en tu tierruca de adopción.
El viernes pasado estuve por la zona con la bici y la ribera del Arlanza y el Pisuerga estaban guapisimas, y los bosques de La Colonia.

CARLOS dijo...

Que buena foto los colores del otoño son buenisimos..
salu2

Begoña Sánchez dijo...

Postal otoñal, con su típico color

Preciosos los reflejos en el agua, sólo falta la pareja de garzas, claro que igual están por ahí escondidas

Buen fin de semana

Besos

jgbarber dijo...

Es un sitio mágico, un secreto escondido, un cuento de hadas... Besos,