jueves, 8 de octubre de 2009

Cortijo en el Cabo de Gata

El Cabo de Gata es blanco y azul, un paraíso natural con parajes desérticos al lado del mar. El verde que podemos encontrar procede únicamente de chumberas y pitacos. A pesar de todo, la gente ha sabido exprimir los recursos naturales viviendo del campo hasta hace bien poco tiempo (olivos, almendras, higos, algunas cabras y ovejas...). Hoy, en cambio, casi todos los autóctonos viven del turismo.

3 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

Me ha llamado poderosamente la atención el color rojizo de la tierra
Es natural?
Precioso cielo
Besos

jgbarber dijo...

Sí, es un bonito contraste tras la lluvia y las riadas del día anterior. El color es tal cual, no lleva ningún filtro ni nada especial. Besos,

francisco dijo...

Esta foto corresponde al Cortijo de la Luna, Asociación Cultural. Paraje de la Joya, Agua Amarga.