viernes, 9 de octubre de 2009

Nueve de octubre

Parece mentira, pasaron tres años y la vida sigue como si nada. El dolor se cura con el tiempo y la distancia, fijamos nuevos objetivos en la vida, con la vista clavada en el horizonte. No hay otra alternativa, tendremos que seguir caminando a pesar de los pesares. Apenas las palabras consuelan, qué más puedo decir aparte de volver a leer, con la emoción contenida, la reseña del año pasado con el mismo título que encabeza esta entrada: Nueve de octubre. Pues eso, tres años, permanecen los recuerdos y la vida sigue su curso. Por cierto, la foto es del valle de Pineda pero algunas veces eso es lo menos importante…

3 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

He leido con emoción la entrada del año pasado.
Por desgracia entiendo cómo te sientes pues yo he pasado tambien por ese amargo camino de la pérdida del hermano pequeño. Comparto contigo la calificación de valentia en la decisión, pero sobre todo del respeto a su decisión.
La fotografía si es importante pues en esos lugares es donde más encuentro el sentido a todo
Hoy más que nunca un fuerte abrazo amigo

Mª Angeles y Jose dijo...

Que te podemos decir?ante estas situaciones siempre solemos decir lo mismo...

Que tu vida siga su camino lo mas feliz posible...por cierto la foto tiene mucha belleza y mucho sentido.

Muchos besos.

jgbarber dijo...

Muchas gracias por vuestros amables comentarios. Un abrazo,