viernes, 16 de octubre de 2009

Atardecer anaranjado

El otoño es el mejor momento del año. El sol tiñe el cielo de colores y ese instante, al volver a casa después del trabajo, es la mejor recompensa que podamos tener. A mí, por lo menos, me resulta la mar de gratificante.

7 comentarios:

vidal dijo...

"Cuando el Sol recata, buen día cata", o algo así dicen por acá, para hacer entender que un atardecer así sólo puede ser presagio de un bello día... Así que a disfrutar mañana "amante de atardeceres rojizos", je, je, je... Un Abrazo Esgallero de otro amante de atardeceres otoñales!!!

Begoña Sánchez dijo...

Afortunado tú al tener estos atardeceres desde tu ventana, y afortunado también por saber verlos.

Es la mejor recompensa, ciertamente

Besos

jgbarber dijo...

Muchas gracias Begoña, es que tengo mucha suerte, no puedo negarlo. Por cierto Vidal, amante de los atardeceres rojos, tienes un sol como unas pascuas hace unos diez días pero me da la impresión de que se te ha escapado. Es que con el asunto pañales me da la impresión de que apenas te debe quedar tiempo para nada. Abrazos,

vidal dijo...

Enseguida me voy a buscarlo!!!... vaya detallazo compañero!!!... un Abrazo Esgallero!!!

frajam dijo...

Que suerte poder contemplar esos atardeceres desde casa cómodamente tras salir de trabajar.

Yo cuando necesito paladear un atardecer tengo que subirme a Autilla.

jgbarber dijo...

Gracias por las visitas. Es que el otoño es un momento precioso tanto para los árboles como las montañas y las puestas de sol. Un abrazo,

Joan Canal dijo...

Sin lugar a dudas, estos tonos anaranjados son preciosos. Cada atardecer tiene su recompensa.

SIgue disfrutando y haznos disfrutar.

Salud