martes, 4 de noviembre de 2008

Peña Foradá

La peña Foradá, un hermoso balcón sobre el jardín de naranjos, almendros y cerezos que cubren las laderas del valle desde tiempos inmemoriales. Dicen que un par de veces al año se produce una curiosa alineación solar, en marzo y en octubre, cuando el astro se coloca justo detrás de la peña y atraviesa el orificio natural reflejándose en los restos de un monasterio de franciscanos del que apenas queda más que un calvario y una pequeña fuente. El recorrido es realmente hermoso y merece la pena completar la vuelta por la cueva de la Mora y los restos de antiguos poblados moriscos hoy prácticamente desaparecidos.

2 comentarios:

serenade dijo...

Solamente decirte que todos los días leo tu blog, aunque no haga comentarios. Me gusta mucho lo que haces. ¡¡¡Felicidades!!!

jgbarber dijo...

Gracias por pasar. Espero que disfrutes. Besos