martes, 30 de junio de 2009

Sapporo, destino final

Después de 22 horas de viaje y tres aviones distintos alcanzamos el destino final en el “país del sol naciente”. Si sumamos las siete horas de desfase horario, perdemos la noción del tiempo y desconocemos el día en que vivimos. En esta época del año a las 5:30 ya es completamente de día, lo cual acaba de destrozar mis biorritmos internos para una buena temporada. La gente es superamable y la comida excelente!!!

4 comentarios:

Almudena dijo...

¡Disfruta mucho!, estoy segura de que nos obsequiarás con magníficas fotos.

Jaol dijo...

Uff, la cámara va a echar humo! Disfruta de esa cultura tan distinta a la nuestra. Que lejos te has ido...no sé si tu montaña te lo perdonará alguna vez.

frajam dijo...

Bueno pareja.
Ya estais al otro lado del planeta, justo cuando yo me incorporo a la rutina diaria.

Se te nota muy entusiasmado con este viaje.

Ya nos mantendras bien informado.

jgbarber dijo...

Yo creo que sí que parezco un japonés, con la cámara al hombro y disparando sin parar. Es que todo es tan distinto por aquí que no dejo de sorprenderme a cada momento!!! Cordiales saludos,