domingo, 1 de noviembre de 2009

Otro atardecer en Quintana

Diez segundos con el 10 mm. y el diafragma lo más cerrado posible. Esa hora mágica de las últimas luces una vez que el sol se oculta tras los árboles. Vegetación de ribera; los ocres y amarillos junto con el azul que se refleja en el espejo del agua componen una imagen relajante que me permite cargar las pilas para toda la semana.

3 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Despues de leer tu explicacion... su olor y su tranquilidad tambien llega hasta aqui.

Besos

Joan Canal dijo...

Te pasa lo que a mi, no pararia de hacer fotos pero el solo hecho de mirar la beleza del paisaje y sus colores ya me llena lo suficiente.

SIgue disfrutando que vale la pena.

Un abrazo

jgbarber dijo...

Hay tantos lugares hermosos que no hay más que dejarse llevar y disfrutar del momento. Saludos,