viernes, 11 de septiembre de 2009

Una casa en el campo

Confundido en la ladera de la montaña, entre los amarillos de la hierba y de los cardos, destaca únicamente el tono rojizo de las tejas y el blanco de las nubes que atraviesan un limpísimo cielo azul. Un chozo de pastores, una casa en el campo…

2 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

La sabiduría de los pastores, seguro que la casa está totalmente aislada al resguardo de la montaña.

Llevas razón, el rojo del tejado contrasta con los tonos amarillentos y secos.

Muy bonita!

Besos y gracias

jgbarber dijo...

Gracias Begoña, el pasear por el campo es una fuente inagotable de alegrías. Cada día descubro algo nuevo y me vuelvo a casa contento y feliz. Besos,