martes, 1 de septiembre de 2009

Alimentación Santa Ana

Me encantan los comercios tradicionales, en ese caso el edificio ocre y amarillo con ventanales me pareció tan fotogénico que no pude dejar de sacar la cámara y disparar algunas fotos. La bicicleta y los barriles de la entrada, junto con la asimetría causada por la persona de la derecha y el cartel de la Fanta, componen una imagen calurosa y veraniega pues no en vano se trata de Palencia.

2 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

Parece un edificio de estilo colonial, y es cierto que se aprecia el calor plomizo del momento.
Muy bonita

Besos

jgbarber dijo...

Gracias Begoña, el calor del verano castellano. Besos,