domingo, 6 de septiembre de 2009

"Conamor"

Atravesando vallas y alambradas en un momento encontramos un curioso cartel que señalaba la existencia de una ganadería. Vacas por todos lados, de diferentes colores y tamaños, que obligaban en cada instante a pensar en posibles escapatorias. Mucho calor y, aunque fuera “conamor”, no apetecía mucho una carrera o un revolcón provocado por el arranque de una vaca (o de un toro) así que tuvimos que dar algún que otro rodeo.

2 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

jajajaja Hiciste bien, que aunque fuera conamor un encontronazo con estos bichitos puede ser más que peligroso
Qué romantico!!!

Besos

jgbarber dijo...

Es que en un momento te dan un susto y te toca correr. Besos,