jueves, 10 de septiembre de 2009

El Gilbo

Pues sí señor, el Gilbo, el Cervino leonés, una preciosa cumbre que apuntada queda. Las vistas desde lo más alto deben ser absolutamente espectaculares, completamente rodeados de montañas. Soy de la opinión de que es bueno ir dejando cosas pendientes para poder volver. Siempre me gustó conocer sitios nuevos pero lo que más me gusta es volver.

3 comentarios:

Mariluz dijo...

Jooo...qué cerca estuviste de mi casa...
Vaya montaña! Podríamos hacer unas fotos desde arriba: tú subes con mi cámara y yo las cuelgo en mi blog, jeje, ¿te apuntas?
Un saludo!!

Begoña Sánchez dijo...

Siempre se disfruta más en la segunda visita a un lugar, suele ser más reposada y con las ideas más claras.
Espetacular el Gilbo
Besos

jgbarber dijo...

Me apunto Mariluz, yo subo con la cámara pero tu vienes detrás. También te subo el agua y los bocatas, no te preocupes. Es verdad que las cosas se disfrutan más cuanto más se conocen, vas a tiro fijo, pierdes la fascinación del primer momento pero ganas la reflexión y el conocimiento. Cuestión de planteamientos y valoraciones. En cualquier caso, tú también vas en la cordada Begoña, veréis qué buenas fotos sacamos desde allá arriba. Besos,