lunes, 28 de septiembre de 2009

La rambla de Aguamarga

Estuvimos en el Cabo de Gata. No paró de llover y se inundó la rambla de Aguamarga, dejándonos aislados durante toda una mañana. También se fue la luz y no volvió hasta las cinco de la tarde. El camión, cuan frágil canoa, no llegó hasta el mar gracias a las cañas que protegían la desembocadura. Jamás, en los últimos veinte años, había visto correr esta rambla.

5 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Una fotografia impresionante, que transmite la tragedia del momento.

espectacular.

Saludos.

Mariluz dijo...

Esto tiene que acojonar (con perdón) una barbaridad. Menudo barrizal. Qué pena la gente a la que le toca lidiar con esto.
Buena foto.

vidal dijo...

Cual reportero de guerra en "primera línea"!... vaya miedo que da la imagen, así que en vivo tuvo que ser la reostia!... La Naturaleza se revuelve y nos avisa de que algo debemos estar haciendo mal... Un Abrazo Esgallero!!!

Begoña Sánchez dijo...

Buen reportero, sacas el todo el dramatismo del momento.
Como dice Vidal, la Naturaleza nos pone en nuestro lugar, lo malo es que no aprendemos y seguimos cometiendo agresiones contra ella.

Besos

PD. Estoy leyendo "sauce ciego, mujer dormida"
Gracias por acercarme a este autor, muy de moda pero desconocido para mí.

jgbarber dijo...

Es que me llamó mucho la atención. Jamás había visto correr la rambla y es algo que pone los pelos de punta. Además, como nunca llevan agua, construyen carreteras en su cauce y ponen campos de futbol, hasta que la naturaleza vuelve a poner las cosas en su sitio.
Begoña, me alegro que te hayas puesto con Murakami y me parece muy bien comenzar con este libro de relatos. Yo siempre recuerdo con mucho cariño a las personas que me "presentaron" a autores que no conocía hasta ese momento; en este caso el hecho de presentarte a Murakami me hace especial ilusión. Besos a todos y gracias por estar ahí,