jueves, 17 de septiembre de 2009

Atardecer

El otoño se acerca a pasos agigantados, llueve, los días acortan y comienza a notarse la sensación térmica producida por el descenso de las temperaturas. A lo mejor ha sido por lo brusco del cambio, por la tristeza gris de los días, por la ausencia del sol… pero nos tendremos que ir acostumbrando para una buena temporada. El cielo es azul, la tierra blanca, una historia de amor de Hiromi Kawakami que encontré esta tarde por pura casualidad (lo publica Acantilado).

4 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

La tristeza de estos primeros días, donde las tardes comienzan a ser más cortas, nos contagian de melancolía. Lo bueno que tienen es que invitan a la lectura y esa es la mejor compañia.

Precioso atardecer! me gusta mucho el contraluz del campanario.

Besos

Mariluz dijo...

Maravilloso contraluz, joo, qué pasada de cielo, no sólo las nubes, sino también el sol vislumbrándose por detrás del campanario.
Muy buena!!!

Jaol dijo...

Qué hermosura! De tus mejores fotos.

jgbarber dijo...

Muchas gracias y encantado con vuestras visitas. Una manera de recordar los hermosos momentos del verano y la magia del atardecer. Besos,