miércoles, 21 de enero de 2009

Sobre los colores y la poesía

No sé muy bien si es poesía ese mágico poder de fijar la luz en un instante, o si es el hecho de combinar la imagen y la palabra quien nos despierta las sensaciones que percibimos en la punta de los dedos (aunque en ese delicado juego jamás podremos olvidar a la música).
Está claro que el hecho de nombrar a los poetas y a la poesía es por mi parte un atrevimiento desmesurado, pero sí que tengo la convicción de que la fotografía es algo más que el mero proceso químico, mecánico o informático de la toma y el procesado.
Hablar de poetas son palabras mayores.
No se trata más que de interpretaciones personales, reflexiones sobre el poder especial de la imagen dialogada; yo sólo intento transmitir sensaciones aunque no siempre lo consiga.
En este caso podríamos pensar en Lisboa o en Oporto, imaginando un escenario de casas de colores y ropa tendida, pero los arcos de piedra son tan rotundos y significativos que resuelven cualquier posible duda.

4 comentarios:

Espigüete dijo...

Jgbarber, felicidades por tan bonita foto y comentario. De nuevo gracias por compartirlo en tu estupendo blog.

jgbarber dijo...

Se hace lo que se puede, me alegro que te haya gustado. Besos

BOB ART dijo...

Pour avoir passé beaucoup de temps à Segovia, je n'ai pas le souvenir de telles couleurs.
Une très belle perspective.
Magnifique.

jgbarber dijo...

Qué alegría encontrarte por aquí!!! Lo de los colores, como lo de la luz, depende del momento. Y es algo muy difícil de encontrar pues varía a cada instante. Me alegro que te guste. Saludos,