martes, 13 de enero de 2009

Cuera

Nieve en el mirador Pedro Udaondo (en Asiego).
Continúa el temporal de frío siberiano.
Los copos blandos aterrizan mansamente, sin prestar la menor importancia, tapizando de blanco los campos y montañas.
Sin duda uno de los momentos más relajantes de la naturaleza.
El frío mantiene la blancura inmaculada en los sombríos protegidos del sol.
Cae la tarde y aparece la luna, al fondo, pequeñita y hermosa, casi inapreciable.
Al rato también se echa la niebla y nos quedamos sin vistas.
Sin embargo ya se va notando cómo crecen los días.

2 comentarios:

Artemio Rulán dijo...

Veo que has disfrutado por tierras asturianas..
Esto es de un grupo folk estupendo de Ribadesella, porque supongo que además de monte tomarías sidra y comerías cabrales!

http://contemporaneos2005.blogspot.com/2008/08/viquina-corquiu.html

jgbarber dijo...

Espléndido viaje a pesar de las condiciones meteorológicas adversas pero como muy bien comentas, el cabrales y la sidra pueden con todo. Además, voy haciendo algunos progresos con la lengua asturiana. Muchas Gracias por el regalo musical