miércoles, 16 de diciembre de 2009

Montaña de colores

A veces me gusta jugar con las imágenes y transformar una foto en una especie de dibujo de estética japonesa –entre acuarela y grabado, un poco de manga y otro poco de comic– resaltando las formas y los colores y transformando a mi modo la realidad por la que he transitado y que permanece sin embargo inalterable en el fondo de mi retina. No es el Fuji, pero se le da un aire. Quizá algo absurdo, lo reconozco, pero de eso se trata.

7 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola jgbarber, pues si que tiene una pinta rara, pero no me disgusta.

Un abrazo

Mª Angeles y Jose dijo...

Lo bueno de esto es probar y lograr cosas sorprendentes y llamativas.

bonito resultado.

Besos

vidal dijo...

Pues yo me apunto a subir ese Fuji tuyo!!!... ¿que sería de la vida sin un poco de alegría y color?... Guapísima imagen!... Un abrazo esgallero!!!

Espigüete dijo...

Parece una foto con fondo de acuarela. Muy original !!!

jgbarber dijo...

Eso es, una manera sencilla de modificar la realidad, un pico muy bonito en las inmediaciones de Dobres y Cucayo, en la Liébana... Saludos,

Joan González dijo...

BUENA...PERO TASSSSS PASAOOOOOOO...

SALUT
JOAN

jgbarber dijo...

Gracias Joan, un poquito subida si que está!!! Andaba haciendo pruebas, como siempre, y me dió la sensación de una pintura o grabado. Habrá que procesarla con un poquito menos de agresividad. Saludos,