martes, 29 de diciembre de 2009

Hoja de ginkgo

Hace tiempo que cayeron las hojas de los ginkgos, algunas todavía permanecen en el balcón, amarillas, solitarias, asustadas. Intentan protegerse de los elementos refugiadas entre las macetas, proporcionando un tono melancólico que no me resulta en absoluto desagradable. Ha estado lloviendo estos días y así he podido aprovechar esas gotas sobre la hoja, sin salir de casa, para confeccionar esta delicada postal.

6 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola jgbarber, y bien que te ha quedado la postal, con esas gotas de lluvia salteadas por la hoja.

Que termines bien el año y que empieces mejor el nuevo.

Un abrazo

Jaol dijo...

Preciosa foto. Que el año que viene sigas deleitándonos con todas tus imágenes y con todo tu saber. Feliz año.

sherpa dijo...

No sabía que el ginkgo se diera por aquí, yo lo tomaba en pastillas, creo que es un potente antiinflamatorio natural...
Preciosa postal!!!

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonitaaaaaaaa! una idea genial y muy bien vista.
te quedo preciosa.

Besos

SARITA dijo...

Preciosa!! Me ha encantado!! El Ginkgo biloba es único en el mundo, es la única especie existente dentro de su género y su familia, es como un fósil viviente... es impresionante...

Feliz Año.

Un abrazo.

jgbarber dijo...

El ginkgo es un árbol milenario, originario de oriente (China y Japón) donde crece y se venera en ciudades y santuarios. Esta hoja es de uno de los ejemplares que tengo en el balcón de casa, pues se cultivan fácilmente a partir de las nauseabundas ciruelas que se pueden recoger de los árboles hembra mediado el otoño. El poblema es que dos de esos ejemplares ya tienen casi dos metros después de unos diez o quince años en maceta y como mi balcón es pequeñajo tendré que buscarles un acomodo más "natural". Gracias por vuestras visitas y mis mejores deseos para el nuevo 2010!!!