jueves, 4 de marzo de 2010

Una imagen relajante

Todo es leve y sutil, la armonía de los tonos pastel se rompe, únicamente, por el borde dentado de las rojizas hojitas del arce, un tipo de árbol verdaderamente espectacular. Tranquilidad y silencio. Una invitación a no pensar, a dejar que la imaginación vague libremente, sin ataduras de ningún tipo.

3 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola José, me resulta rara la planta ésta. Como cae la rama para subir ligeramente con las hojas.

Un abrazo
el lio de Abi

ruma2008 dijo...

Este color me recuerda al de Kioto.
En el Lejano Oriente, hay un montón de cosas que sólo en Kioto.
Creo que has cogido un color incluyendo una gran cantidad de elementos.

Desde el Lejano Oriente.
Saludos cordiales.
ruma

Mª Angeles y Jose dijo...

Parece que intenta abrirse paso para ser protagonista, muy bonita.

Muy delicada.

Besos