sábado, 20 de marzo de 2010

Tres Cestos y la cresta de las Milaneras

De nuevo un paisaje pedricero y de nuevo un procesado en blanco y negro que convierte la imagen real en los recuerdos de los pioneros tal y como aparecen en los libros antiguos. Las nubes, en este caso, dan vida a la escena, aparte del primer plano con la nieve. Un aspecto fantasmagórico, siempre me gustó el contraluz de estas crestas afiladas como dientes de sierra. La subida por la vaguada del arroyo Cuervo es un itinerario elegante, hermosísimo y poco transitado.

6 comentarios:

don fernando dijo...

Una foto imponente, me gusta la diagonal que le da fuerza, movimiento y vida. Gracias por tu visita y comentario, un abrazo.

dron dijo...

Bonita fotografia y un acierto en blanco y negro,ganan mucho asi...
Por cierto,el fotolibro....excelente,tanto por las fotos como por el texto.Enhorabuena y un saludo

José luis dijo...

Vine a visitarte pero ha sido más que una visita, mi más sincera admiración por tu trabajo.
Enlazare tus blogs para que los amigos de la fotografía los puedan disfrutar.
Yo soy del Cabo de gata, que me vas a contar y me alegro que te guste, poco a poco estos sitios los iran haciendo desparecer, mientras tanto lo disfrutaremos, un saludo.

José luis

Pocholo dijo...

Qué recuerdos, los tres cestos :-)

Ñoco Le Bolo dijo...


Estupendo blanco y negro. ¿Sistema Central? ¿La Pedriza?

Saludos

CristalRasgado & LaMiradaAusente
________________________________

jgbarber dijo...

Pues sí, la Pedriza en blanco y negro con los Tres Cestos al fondo. La pasé a B/N por ver el efecto y me gusta esa sensación antigua que transmite, ayudado por las nubes del fondo. Gracias fernando

Dron, me alegro que te gustara el libro, se lee fácil, no es más que una reseña de viaje, y las fotos le dan un toque exótico.

José Luis, yo tengo dos paraísos, el más cercano es la Pedriza, el otro es el Cabo de Gata que conozco y visito desde hace más de veinte años. Nos vemos...

Claro que lo recuerdas Pocholo, menuda chapa te dimos

Ñoco, Pedriza por la vaguada del arroyo Cuervo, al otro lado de las Milaneras. Ya vi que te gustan las montañas... Ya somos unos pocos...

Saludos cordiales,