sábado, 18 de julio de 2009

Motorista con deportivas verdes

Iban tan deprisa que cuando quise darme cuenta ya me habían sobrepasado. Dos parejas en esas motos con el manillar muy largo, donde los ocupantes se sientan como si estuvieran en un sillón. Nada que ver con la mejor aerodinámica posible. La noche, las luces y el movimiento; mi primera intención me sugería eliminar sin más la imagen errada. Sin embargo, más tarde, pensé que se le podría sacar partido, aunque solo fuera por el color y la sensación de movimiento. No es nada fácil captar el movimiento en una imagen estática. Además he notado que gana desde lejos, como las pinturas impresionistas, apreciándose entonces su verdadera magnitud. Una imagen recuperada.

2 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

Hiciste bien en no eliminarla, parece una pintura y llevas razón, al alejarte de la pantalla gana mucho más.
Saludos

jgbarber dijo...

¡Como las pinturas impresionistas! Besos,