jueves, 23 de julio de 2009

Contraluz en el estanque

La irrealidad de la realidad. Apenas tres colores, el tronco, las hojas y el fondo difuminado del estanque; un contraluz vegetal con todo el sabor de oriente. Jugando con las imágenes, al final acaba uno confundiendo la realidad con su reflejo.

4 comentarios:

Begoña Sánchez dijo...

Tu juego ha dado como resultado una imagen distinta y muy bella

Felicidades

Saludos

jgbarber dijo...

Gracias Begoña, yo creo que siempre es bueno hacer experimentos y tratar de innovar. Besos,

Jaol dijo...

Gracias por tus comentarios. Ultimamente no tengo tiempo pa na'. Sigues deleitandome con tus pequeños detalles orientales.

jgbarber dijo...

Es que lo de Japón da mucho de sí. Es cierto que se disfruta mucho antes, durante y después. Saludos,