viernes, 6 de febrero de 2009

Un poquito de color

Llueve pero las gotas se quedan flotando sobre hojas y flores del ciclamen, también sobre el manillar de la bicicleta, un juego de grises donde resalta el fucsia y el verde atigrado de las hojas. Alegría al comenzar un nuevo fin de semana (que no podrá ser peor que el pasado donde el frío, el agua y la nieve hicieron acto de presencia). Tampoco las previsiones son muy buenas pero seguro que algo se podrá hacer.

6 comentarios:

carlosdepazramos dijo...

Preciosa. Sin duda una de tus mejores fotos, y mira que las tienes buenas. El tratamiento es excepcional. Te lo digo bajo el punto de vista de un simple aficionado, pero por lo menos sirvo para discernir cuando una foto es excepcional. Enhorabuena

jgbarber dijo...

Muchas gracias Carlos, todo un piropo viniendo de alguien como tú. Intentaré seguir llamando la atención con mis palabras e imágenes aunque no es una tarea sencilla (cuando lo consigo me llena de satisfacción).
En esta ocasión la imagen está captada en Cangas de Onís, el pasado nueve de enero, en un día frío y lluvioso. Me alegro que te haya gustado

serenade dijo...

Comparto la opinión de Carlos. ¡¡¡Es impresionante la foto!!!
Felicidades

jgbarber dijo...

Gracias, me alegro que te guste. Besos,

Mariluz dijo...

¡Un ciclamen! A mí se me mueren enseguida, no consigo llegar a entender a esta planta, y mira que es bonita, pero se ve que yo soy muy mala enfermera de plantas :-)
Me gusta mucho la imagen, tiene un aire romántico con la planta colocada en esa bicicleta antigua. Las gotas de agua ya son la guinda del pastel.
Preciosa!!

jgbarber dijo...

Gracias!!! Lo de las plantas es como todo, precisan un poquito de dedicación y una importante dosis de cariño (o no pasa lo mismo con la fotografía?). Saludos,