martes, 17 de febrero de 2009

Bosques

Quizá sean los bosques de hayas los más bonitos que existan; en estos momentos da un poco de pena verlos tan desnudos, agazapados en la cabecera de arroyos cantarines, cubiertos por el manto invernal de la nieve. En este caso se trata de la cabecera del Cantiján, que se unirá al Deva para rodear la mole de los picos de Europa por el sur este, escapando hacia el mar por el desfiladero de la Hermida. El resurgir primaveral de nuestros bosques del norte promete ser esplendoroso.

4 comentarios:

Espigüete dijo...

Todo tiene su momento y cada momento su encanto. Buenas fotos JG, cada día te superas y nos haces pasar un agradable ratito.
Gracias

Mariluz dijo...

Pronto volverán a estar verdes y frondosos, y tendrás que volver y hacer nuevas fotos :-) seguro que estupendas.
Cómo dominas las imágenes de nieve!!

Almudena dijo...

Cada día te superas más en el arte fotográfico.¡Me encanta abrir tu blog cada mañana!

jgbarber dijo...

Gracias por vuestra visita, un placer encontraros por aquí. Es que la nieve me encanta y el pasado fin de semana fue espectacular: nieve, sol y cielo azul. Menudo lujo! En cualquier caso, en el monte cualquier momento y estación son un verdadero disfrute. Saludos,