lunes, 19 de abril de 2010

Musgo natural

Es verdad que en las zonas húmedas de la montaña podemos confundir la primavera con el otoño. Ese verde intenso y la ausencia de hojas nos hace sentirnos indecisos y dubitativos. ¡Qué pequeños somos! Rincones escondidos donde gusta volver; no suelo encontrar mucha gente en mis paseos aunque me sirven para reflexionar y dejar vagar la imaginación. En este caso el recorrido discurre por el bosque de Valsaín, entre pinos y cascadas, en un rincón escondido donde a veces se encuentran "nomeolvides" azules. Esta vez no hubo suerte con las flores pero el sitio me gusta tanto que cada vez que paso por allí, intento detener el momento...

6 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito!

Normal que te guste regresar a estos lugares, son maravillosos.

Besos

Paco dijo...

Un rincón con encanto, de esos en los que uno detiene el momento solo por el placer de disfrutar de él.

Un saludo.

Cienfuegos dijo...

Me gustan esos rincones de arroyos donde parece que cuesta trabajo incluso entrar a tomar una fotografía. Como bien dices, son lugares donde se suele encontrar poca gente.
Un saludo

Abi E. dijo...

Hola Jose, desde luego no eliges mal para tus paseos.

Un abrazo
el lio de Abi

CARLOS dijo...

Y realmente lo has conseguido, detener ese momento. Preciosa foto. Un saludo

jgbarber dijo...

Se trata de pasear tranquilamente, sin hacer ruido y disfrutando de la plena naturaleza que siempre encuentro bien reconfortante. Cordiales saludos,