sábado, 3 de abril de 2010

Agua lenta, pura seda

Agua lenta, pura seda, granito dorado por los rayos del sol, fuerza de la naturaleza en su estado más puro. Un hermoso paseo junto al Manzanares me acerca hasta Charca Verde; grandes cascadas rompen la calma con sus estruendosos saltos. Prefiero ejercicios más sutiles donde el agua se abandona en un movimiento monótono y continuo bajo la oscura bóveda vegetal. El paseo es relajante y me carga las pilas, claro que para conseguir este estado de bienestar también contribuye la caricia de los rayos del sol y el canto alegre de los pájaros. Apenas algún que otro caminante turba mi infinita calma.

8 comentarios:

Espigüete dijo...

Bueno José me quedo sin palabras... Cada día más sorprendente.
Enhorabuena artista

Mª Angeles y Jose dijo...

me encantan esos rayos de sol que quieren acariciar el efecto fantastico del agua.

Besos

dron dijo...

Gran foto compañero!!!!!
Un saludo

Abi E. dijo...

Hola Jose, el efecto seda en el agua lo tienes mas que dominado.

Una gozada de foto.

Un abrazo
el lio de Abi

Almudena dijo...

Despúés de unos días de vacaciones, retomo la lectura de tu blog y veo las entradas que tenía pendientes de ver: ¡preciosas!, felicidades, amigo

Cris dijo...

Unas fotos del Manzanares estupendas! El efecto del agua es espectacular!

don fernando dijo...

Técnica, encuadre, tema, en fin... una visión fresca de la naturaleza que nos permite admirar la mayoría de los "elemntos" esenciales de la vida.
Un abrazo.

jgbarber dijo...

Gracias por los comentarios. Es un lugar tan bonito donde uno puede abandonarse a sus fantasías; las fotos son muy agradecidas, sólo hay que dejarles que se vayan expresando. Besos,