viernes, 2 de abril de 2010

La isla de los narcisos

En medio de la corriente, un pequeño enclave totalmente aislado y colonizado por narcisos se mantiene a flote como puede, a pesar del ímpetu del río alimentado por las nieves que aún permanecen en lo alto de la montaña. Algunas flores se mecen dulcemente, más bien resisten firmemente en su exigua posición ganada a la tierra firme; no parece, sin embargo, que se puedan mantener así durante mucho tiempo. Enfin, el colofón de un paseo matutino a Charca Verde disfrutando con la luz y con las vistas…

5 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Curioso lugar han elegido las flores para crecer..bonito efecto el conseguido.

Besos

Mariluz dijo...

Preciosa tu isla con ese agua sedosa alrededor. Bien vista!!

ruma2008 dijo...

Estos colores son muy tranquilas.
Sin embargo, me dan una impresión de gran alcance.

don fernando dijo...

Una perfecta alusión a Narciso mirándose y admirándose en el espejo del agua. Un abrazo

jgbarber dijo...

Me gustó el detallé y aproveché el agua y el movimiento de las flores. Saludos cordiales,