miércoles, 7 de abril de 2010

Como un cristal

Una vez que todo se paraliza, nos invade una calma infinita que nos permite adentrarnos en lo más profundo de la esencia de la naturaleza. Apenas un instante de una gran intensidad. El ocre del otoño predomina en los tonos de la imagen, todavía habrá que esperar a que salgan las flores.

7 comentarios:

don fernando dijo...

Siguen las maravillas. Las líneas del río forman una perspectiva que se dinamiza magistralmente con el tronco del primer término.
Una gran composición fruto de un ojo que ve más allá.
Un abrazo y felicitaciones por esta foto.

Abi E. dijo...

Pues si, habrá que esperar un poquito.

Un abrazo
el lio de Abi

Paco dijo...

Efectivamente, el tiempo da la sensación de estar parado, el invierno se resiste. Pero la primavera va pidiendo paso, y poco a poco lograra ganar su espacio.
Bonita composición.

Un saludo.

Joan González dijo...

HOLA, EL AGUA EN SU MAXIMO ESPLENDOR

SALUT
JOAN

Marisa dijo...

Pasar por este blog es como adentrarse en un lugar lejos del mundo y relajar la mente.. Enhorabuena

Carme García Lores dijo...

Magnífica foto y maravilloso blog. Gusta de pasear por él un buen rato. Saludos

jgbarber dijo...

Bueno, muchas gracias, todo un placer que os encontréis a gusto en este pequeño espacio virtual. Besos y abrazos,