jueves, 28 de enero de 2010

Dos montañeros purasangre

Dos hermanos bajan por la Canal Oblicua del Curavacas.
De repente baja un alud de placa que sin remedio se los lleva por delante.
Una llamada entrecortada al 112 realizada por el hermano mayor, da aviso del desastre.

La enorme ventisca, con rachas de viento que superaban los 150 Km. /h. impide que se llegue hasta ellos. "No nos veíamos ni los pies" me dice mi compañero.

Esta mañana en condiciones similares se reanuda la búsqueda.

Un tornillo de hielo que asoma tirado en la parte baja de la canal, señala que están cerca.
En la base de la canal. Muy muy abajo, el hermano pequeño yace boca abajo semienterrado en el alud. Por la posición, falleció al instante.
Cien metros más abajo, aparece un guante, luego otro, luego un casco y después el hermano mayor. Recostado, con las manos en los bolsos. Sin capacidad para andar, se venció a su suerte.

El alud mató a uno.
El temporal al otro.


El relato es de “Avigamo”, del Greim de Sabero.

Para mi todo esto es como una película… Dos estrellas en el cielo y una película de aventuras. Aunque me gustaría un cielo azul, es una película triste donde conocemos el escenario, el argumento y los protagonistas. Desgraciadamente también conocemos el trágico desenlace. No, no puede ser una película, reflexiono al instante con tristeza e impotencia. Si fuera una película tendría un final feliz, como todas las películas.
Curavacas fue su tumba, la nieve blanca su sudario…
Imagino para vosotros la más dulce de las muertes, seguro que así fue la que disfrutasteis allí arriba en la montaña, un momento sagrado, un sueño. Os deseo lo mejor. Nosotros seguiremos por aquí durante un tiempo –cada cual tiene su destino marcado–, nos quedamos con vuestros mejores recuerdos y nos acordaremos de las estrellas en el cielo, de las dos estrellas que brillan firmes y felices en el firmamento, alumbrando nuestro camino, velando por todos nosotros en las salidas montañeras.
Yo también os envío mis respetos,

12 comentarios:

Almudena dijo...

Cada vez que escucho noticias tan tristes como éstas me acuerdo de todos vosotros, los que amáis tanto la montaña. ¡Ánimo!

CARLOS dijo...

mis respetos tambien..buena foto..
salu2

Paco dijo...

Por desgracia, otra triste noticia sobre la montaña y sus trágicas consecuencias.
Me uno a vuestro homenaje, hacia estos compañeros de aventuras.

Un saludo.

Abi E. dijo...

Hola jgbarber, un bonito recuerdo para estos bilbainos afincados en Barcelona y que suman la lista de personas que han dejado su vida en el Curavacas, una de las montañas emblemáticas de la Palentina que no teniendo la fama de ser la más peligrosa como su paisano el Espigüete, ya se va cobrando demasaidas vidas.

Un abrazo
el lio de Abi

don fernando dijo...

Relato que nos hiela el corazón, es escalofriante que ocurran estas cosas.
La fotografía es la magnificencia y grandiosidad de la propia naturaleza que nos domina siempre. Un abrazo.

Pocholo dijo...

Me sigue pareciendo un mal sueño...
No me hago a la idea
Desgraciadamente ya no están con nosotros. Los echaremos mucho de menos
Un abrazo

jgbarber dijo...

Muy triste, una película, un mal sueño. Gracias amigos, Pocholo un fuerte abrazo, bienvenido Paco, a pesar de las penosas circunstancias. Gracias,

Mariluz dijo...

Bonito homenaje hacia tus compañeros tristemente desaparecidos. No quiero ni pensar en la familia, perder dos hijos de golpe. Un abrazo y a tirar para delante como se pueda.

ruma2008 dijo...

Ustedes que están aquí son felices sin duda.

The reason is because it really looks at the scenery which most people cannot watch.

jgbarber dijo...

Gracias. Besos,

Ñoco Le Bolo dijo...


Y me sumo a su recuerdo. Subí en pleno me verano y me resulta difícil imagina la aventura de hacerlo con hielo.

Saludos

CristalRasgado & LaMiradaAusente
________________________________

Seyla dijo...

M PARECE K NO SABES MUXO DL VALLE DE PESAGUERO Y MENOS D PICOS D EUROPA¡¡¡