domingo, 17 de abril de 2011

Por el bosque de hayas

Pasear por un bosque de hayas es como leer poesía, un acto íntimo y secreto que proporciona muchas satisfacciones. Hay que pasear en silencio, disfrutando del momento, de la magia y de los colores, intentado que nada nos altere y que nada escape a nuestros sentidos (imposible en cualquier caso pero siempre es bueno mantener viva la ilusión). Un bosque de hayas es la perfecta combinación de sueños e ilusiones, de magia y de secretos. Lo dicho, pura poesía...

7 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


· No ha inventado la naturaleza ninguna clase de bosque comparable a un gran hayedo. Estar 'dentro' es estar en otro mundo.
Una buena foto, como siempre.

· Saludos

CR & LMA
________________________________
·

Marisa dijo...

Me encanta la senda que se adentra en en ese bosque de ilusiones, sueños, secretos y magia..

Saludos

Elsa dijo...

Hola Jose, me gusta como describes ese bosque de hayas. Es verdad, tiene algo muy especial, y ese sendero invita a caminar ...

Un placer visitarte, como siempre.

Besos

Mariluz dijo...

Quien pudiera adentrarse en ese camino. Los hayedos me chiflan. Preciosa foto!!

Abi E. dijo...

Hola Jose, los hayedos son los bosques ideales para los cuentos de hadas, brujas y demas personajes de ensueños, que con un poquito de niebla hacen el escenario ideal.

Un abrazo

CARLOS dijo...

que razon tienes los hayedos tienen un nosequé muy especial..bonita foto..
salu2

Ardilla Roja dijo...

Hola Jose:

Tu definición de lo que es pasear por un bosque de hayas no puede ser más acertada, al adentrarse por sus senderos una tiene la sensación de traspasar la barrera del tiempo y regresar a épocas remotas. Algo curioso, teniendo en cuenta que el bosque es un micromundo en constante cambio.

Abrazos con olor a musgo y hojas secas :)