martes, 12 de abril de 2011

La flor del melocotón

En casa, cada año, es esta pequeña y delicada flor del melocotón la que señala inequívocamente el comienzo de la primavera, un testigo mudo que con el paso del tiempo afianza su certeza pronóstica. Probablemente los más de diez años que lleva viviendo en una maceta señalen la necesidad de buscarle una mejor ubicación. Sin embargo, cada primavera nos muestra su dicha y alegría con esta fantástica explosión de color y a mi el sólo hecho de pensar en modificar sus condiciones ambientales me produce un miedo terrible.

9 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Pues esta flor tambien es muy bonita.

Lo cierto es que los campos estan preciosos.

Besos

Ardilla Roja dijo...

Pues oye, si lleva diez años en una meceta y da esas flores es que está contento con el lugar y su entorno.

De no ser porque él mismo lo exija, rompiendo la maceta con sus raíces, o enfermando de pura tristeza, mi consejo es que no lo cambies de sitio.

Fantástica imagen.
Hasta pronto :)

CARLOS dijo...

Te confieso que es una flor que nunca había visto y la foto es preciosa. Un enorme saludo.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Es una flor humilde pero de gran belleza. Son cientos de ellas las que, también a mi, me anuncian la primavera. Son ahora incipientes melocotoncillos. Me conformaría con dos docenas.

Una foto suave y hermosa.

· Saludos

CR & LMA
________________________________
·

Abi E. dijo...

Hola Jose, pues a mi también me daria miedo, vete que se enfade y no vuelva a dar estas flores.

Un abrazo

vidal dijo...

Preciosa!!!... Muchas Gracias JG!!!... un abrazo!!!...

Marisa dijo...

Me he criado entre melocotoneros y conemplar sus flores es uno de los pequeños placeres de la vida de los que uno no se cansa.

Preciosa la imagen

P.D. ¿mas de 10 años en la maceta?, eso tengo que contárselo a mi padre,jaja

Mariluz dijo...

La verdad es que las flores de los frutales son preciosas. Estas tienen un color rosa maravilloso. Bonita foto!!

Elsa dijo...

En los cambios siempre hay un riesgo y nos da miedo...
Preciosa primavera la que compartes.

Un beso