jueves, 24 de junio de 2010

Un paraíso para las vacas

Al norte de peña Redonda, en plena montaña palentina, los claros que se abren en el bosque constituyen un verdadero paraíso para las vacas. Los animales campan a sus anchas por estas verdes praderas ganadas al bosque, con el ojo bien abierto ante la presencia de posibles depredadores. Las hayas recubren la cara norte de la montaña; un territorio de singular belleza y abrumadora soledad.

5 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Para las vacas?y paa nosotros tambien es un paraiso natural.

Precioso y relajante lugar.

Besos

Paco dijo...

Un sitio ideal para plantar la tienda, menudas vistas.

Un saludo.

CARLOS dijo...

Que verde, una foto enorme y un lugar ideal para descansar y respirar. Un saludo.

Cienfuegos dijo...

Guapo sitio. me ha venido a la mente el recuerdo de Vegabaño. Otro paraiso.
Un saludo

Begoña dijo...

Si es un paraíso para las vacas...tengo el mismo gusto que ellas ;)
Un precioso paisaje.

Besos