domingo, 2 de mayo de 2010

Desde la orilla del río

El día azul y luminoso invitaba a salir de casa y quitarnos las telarañas. La primavera se encuentra en su pleno esplendor con el verde intenso y las flores de colores, el murmullo constante del agua y el intenso azul del cielo. Me encantan los días azules. Las jaras de la Pedriza a punto de explotar (su momento culminante suele acontecer en torno a la festividad de San Isidro). La luz y el color, combinaciones perfectas en cualquier caso. Siempre un poco de perspectiva viene bien para comprender las cosas, es preciso alejarse un poquito, buscar una prudente distancia para mirar y comprender. Desde esta particular posición, elevado sobre el lecho del río, disfruto del continuo fluir de un agua que nunca es la misma pero que no deja de pasar.

4 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Bonita, colorida, primaveral...preciosa.

Besos

CARLOS dijo...

buenisima.....me encanta los paisajes con agua..son especiales..
salu2

CARLOS dijo...

Francamente, espectacular, la fotografia habla por si sola... viva la primavera.. saludos.

Edward Gryffindor dijo...

Luz, color y agua; un lugar para relajarse. Saludos