lunes, 4 de octubre de 2010

El faro del Fangar

La luz del atardecer divide los colores y resalta la presencia del faro, tierra adentro, como un vigía desubicado. La bahía del Fangar, en pleno Delta del Ebro, ocupa la porción superior de la desembocadura del río. Los lodos y tierras arrastradas han acabado por rodear el faro, aislándolo en tierra firme.
No hay más que buscar la hora mágica, cuando todo el mundo se va y aparecen las sombras, para captar esos últimos rayos iluminando la torre que aún permanece encendida en las noches de insomnio de los barcos sin mar.

6 comentarios:

Edward Gryffindor dijo...

Preciosa captura, surtido de mágicos colores. Saludos

ruma dijo...

Your expression always has the Sublime atmosphere...

Thank you.
ruma

Begoña dijo...

Preciosa composición, con ese color degradado en el cielo
¿Qué tendrán los faros, que atraen y enamoran a la cámara?

Besos

CARLOS dijo...

Me encantan los faros, tienen algo que atrae, has logrado captar un buen montón de colores, parece un cuadro, precioso. Un saludo.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonito color tiene ese cielo resaltando la belleza del faro.

Besos

Abi E. dijo...

Hola Jose, parece que el faro iluminase de forma especial el cielo.

Un abrazo
el lio de Abi