miércoles, 24 de febrero de 2010

Invernales de Igüedri

Desde Espinama a los Invernales de Igüedri por una pista cubierta de nieve y rodeada de robles, que sube a los Picos de Valdecoro y las portillas del Boquejón. Uno de esos días de ensueño y belleza que crean afición. El sol juguetea con todo lo que encuentra, creando caprichosas sombras que llaman la atención. Al otro lado del valle se alza la cordillera coronada por nubes de algodón.

6 comentarios:

Edward Gryffindor dijo...

Blog de "altura" tanta como los Picos de Europa. Saludos

Mª Angeles y Jose dijo...

Pero que caprichoso que es el sol!
Lo pinta todo a su antojo una preciosidad de foto.

Besos

Cris dijo...

Muy bien pillado ese baño dorado! chulísima!

Abi E. dijo...

Una foto muy bonita con esos tonos dorados, que refleja en la nieve.

Como bien dices día pr crear afición.

Un abrazo
el lio de Abi

jgbarber dijo...

Gracias, es que después de nueve horas caminando por el monte con la cámara a cuestas, alguna tenía que salir bien. Bienvenido Edward, me alegro que te guste mi espacio. Abrazos,

ruma2008 dijo...

Me siento bastante montañas españolas.