jueves, 29 de septiembre de 2011

La casa nueva


En cosa de un día y medio ya tenemos casa en el pueblo. Enormes camiones con planchas de hormigón van acoplando los diferentes módulos que componen la construcción hasta conseguir el aspecto de una verdadera casa. Parece mentira pero es tan real como la vida misma. Realmente es como un puzzle, como las construcciones con las que juegan los niños. Incluso la valla con su piedra de musgo queda perfectamente acoplada en su entorno. Queda mucho trabajo por delante, eso es evidente, pero ya queda menos para estrenar las copas que aparecían por aquí el otro día. Más imagenes en Imagina...

1 comentario:

Almudena dijo...

¡¡¡Fantástica!!! Que seais muy felices en ella y que la disfrutéis. ¡Cómo nos alegramos!